sábado, 30 de mayo de 2009

Mi mundo de pintura


Me encanta pintar y más aún si son objetos que ya no sirven más que para adorno.
Es hermoso ver el antes y el después cuando ya está pintado.
Siempre quise aprender a pintar, pero como nunca encontré quien me enseñe, un día tomé los pinceles y me largué sola y la verdad que tan mal no me sale ¿no?
Aquí les muestro una pava que ya no servía para uso diario y decidí convertirla en adorno pintándole un sencillo paisaje. ¿Les gusta?

1 comentario:

Rocio dijo...

creo que si se puede dejar mensajes ahor!!! buennsimo! jeje
la verdad esta muy bonita la pava!! y si esto te sale de autodidacta... me imagino sabiendo mas trucos o tecnicas!!! que potencial!!!
felicitaciones!
un beso
la chio