sábado, 18 de julio de 2009

Con sténcil


Este era un viejo balde de latón que estaba olvidado en un rincón del patio.
Decidí restaurarlo porque, aunque estaba oxidado, se lo podía pintar y darle un nuevo uso.
Así fue que lo lavé bien con cepillo y después lo lijé para sacarle todo el óxido.
Luego le pasé convertidor de óxido negro para protegerlo.
Las flores las hice con un stencil. Generalmente no trabajo con stencil porque a mi me gusta pintar, pero como nunca había trabajado con esa técnica la hice por primera vez en el balde y quedó bastante lindo.
Para dar una terminación pasé purpurina dorada en polvo por los relieves del balde y le pinté en dorado la manija. Quedó lindo para poner una planta dentro ¿verdad?

3 comentarios:

Naty dijo...

hola carina feliz dia del amigo .
el balde te quedo hermoso .
chau besos

luna de diciembre dijo...

Hola vengo a conocerte pues yo dele pregonar que no veo muchas visitas en los blogs y no te conocía aún!!
Me gusta como ha quedado el balde, creo que quedaría bien en una regadera que tengo por allí guardada que me dá pena descartar.
Ha sido un placer conocerte, ah! re-lindos los sweteres, el rosa es mi preferido.
Besos Luna

Mónica dijo...

Hola Cari,
Lamento no haber pasado a desearte un feliz día ayer, pero hace 4 días que no tengo internet.
Espero te llegue pronto el regalito... por favor, no te olvides de avisarme. Te adelanto que al final cerre el paquete y NO te puse las telitas que te había comentado (de modal)...
El balde te quedó precioso.
Como ya te dije, lo que es tener creatividad, amiga.
Un besote