miércoles, 28 de abril de 2010

El arte de reciclar


Hoy no les voy a contar ni mostrar nada personal.
Solo quiero dedicarle este post a mis amigas recicladoras. Las que andan por la vida juntando objetos en las calles porque les da pena ver algo abandonado que se puede arreglar o reformar, a las que esconden por los rincones de la casa a resguardo de la familia botellas, frascos, cajitas, tapas,revistas...tantas cosas para esconder..., las que no tiran nada porque todo sirve, las que creen que cada cosa tiene 7 vidas y siguen reciclando, a las que no se llenan la boca diciendo que hay que cuidar el medio ambiente si no que ponen manos a la obra y lo hacen cada día.
Para ustedes queridas amigas es que les transcribo algunos extractos de un texto del escritor Marciano Durán, quien hizo una reflexión del acto de usar y tirar.

"...no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco. No hace tanto, con mi mujer, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar. Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales. ¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables!"

"A nuestra generación siempre le costó tirar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el bolsillo y las grasas en los repasadores. ¡¡¡Nooo!!! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades.

"¡Guardo los vasos desechables! ¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una so la vez! ¡Apilo como un viejo ridículo las bandejitas de espuma plástica de los pollos! ¡Los cubiertos de plástico conviven con los de acero inoxidable en elcajón de los cubiertos! ¡Es que vengo de un tiempo en el que las cosas se compraban para toda la vida! ¡Es más! ¡Se compraban para la vida de los que venían después! La gente heredaba relojes de pared, juegos de copas, fiambreras de tejido y hasta palanganas de loza. Y resulta que en nuestro no tan largo matrimonio, hemos tenido más cocinas que las que había en todo el barrio en mi infancia y hemos cambiado de heladera tres veces."

"¡¡Nos están fastidiando! ! ¡¡Yo los descubrí!! ¡¡Lo hacen adrede!! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara. Lo obsoleto es de fábrica."

"¿Dónde están los zapateros arreglando las media-suelas de las Nike? ¿Alguien ha visto a algún colchonero escardando sommiers casa por casa? ¿Quién arregla los cuchillos eléctricos? ¿El afilador o el electricista? ¿Habrá teflón para los hojalateros o asientos de aviones para los talabarteros? Todo se tira, todo se desecha y, mientras tanto, producimos más y más basura."

"El otro día leí que se produjo más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad. El que tenga menos de 40 años no va a creer esto: ¡¡Cuando yo era niño por mi casa no pasaba el basurero!! ¡¡Lo juro!!..."

"...Todos los desechos eran orgánicos e iban a parar al gallinero, a los patos o a los conejos (y no estoy hablando del siglo XVII)
No existía el plástico ni el nylon. La goma sólo la veíamos en las ruedas de los autos y las que no estaban rodando las quemábamos en la Fiesta de San Juan. Los pocos desechos que no se comían los animales, servían de abono o se quemaban. De 'por ahí' vengo yo.
Y no es que haya sido mejor. Es que no es fácil para un pobre tipo al que lo educaron con el 'guarde y guarde que alguna vez puede servir para algo', pasarse al 'compre y tire que ya se viene el modelo nuevo'. Mi cabeza no resiste tanto..."

"...a mí me prepararon para vivir con el mismo número, la misma mujer, la misma casa y el mismo nombre (y vaya si era un nombre como para cambiarlo) Me educaron para guardar todo.
¡¡¡Toooodo!!! Lo que servía y lo que no. Porque algún día las cosas podían volver a servir. Le dábamos crédito a todo."

"Y guardábamos.. . ¡¡Cómo guardábamos!! ¡¡Tooooodo lo guardábamos!! ¡¡Guardábamos las chapitas de los refrescos!! ¡¿Cómo para qué?! Hacíamos limpia-calzados para poner delante de la puerta para quitarnos el barro.20Dobladas y enganchadas a una piola se convertían en cortinas para los bares. Al terminar las clases le sacábamos el corcho, las martillábamos y las clavábamos en una tablita para hacer los instrumentos para la fiesta de fin de año de la escuela. ¡Tooodo guardábamos! ¡¡¡Las cosas que usábamos!!!: mantillas de faroles, ruleros, ondulines y agujas de primus. Y las cosas que nunca usaríamos. Botones que perdían a sus camisas y carreteles que se quedaban sin hilo se iban amontonando en el tercer y en el cuarto cajón. Partes de lapiceras que algún día podíamos volver a precisar. Tubitos de plástico sin la tinta, tubitos de tinta sin el plástico, capuchones sin la lapicera, lapiceras sin el capuchón. Encendedores sin gas o encendedores que perdían el resorte. Resortes que perdían a su encendedor."

"Cuando el mundo se exprimía el cerebro para inventar encendedores que se tiraban al terminar su ciclo, inventábamos la recarga de los encendedores descartables. Y las Gillette -hasta partidas a la mitad- se convertían en sacapuntas por todo el ciclo escolar. Y nuestros cajones guardaban las llavecitas de las latas de sardinas o del corned-beef, por las dudas que alguna lata viniera sin su llave. ¡Y las pilas! Las pilas de las primeras Spica pasaban del congelador altecho de la casa. Porque no sabíamos bien si había que darles calor ofrío para que vivieran un poco m ás. No nos resignábamos a que se terminara su vida útil, no podíamos creer que algo viviera menos que un jazmín."

"Las cosas no eran desechables. Eran guardables. ¡¡¡Los diarios!!! Servían para todo: para hacer plantillas para las botas de goma, para poner en el piso los días de lluvia y por sobre todas las cosas para envolver. ¡¡¡Las veces que nos enterábamos de algún resultado leyendo el diario pegado al trozo de carne!!! Y guardábamos el papel plateado de los chocolates y de los cigarros para hacer guías de pinitos de navidad y las páginas del almanaque para hacer cuadros y los cuentagotas de los remedios por si algún medicamento no traía el cuentagotas y los fósforos usados porque podíamos prender una hornalla de la Volcán desde la otra que estaba prendida y las cajas de zapatos que se convirtieron en los primeros álbumes de fotos. Y las cajas de cigarros Richmond se volvían cinturones y posa-mates y los frasquitos de las inyecciones con tapitas de goma se amontonaban vaya a saber con qué intención, y los mazos de naipes se reutilizaban aunque faltara alguna, con la inscripción a mano en una sota de espada que decía 'éste es un 4 de bastos'. Los cajones guardaban pedazos izquierdos de palillos de ropa y el ganchito de metal. Al tiempo albergaban sólo pedazos derechos que esperaban a su otra mitad para convertir se otra vez en un palillo. Yo sé lo que nos pasaba: nos costaba mucho declarar la muerte de nuestros objetos. Así como hoy las nuevas generaciones deciden 'matarlos' apenas aparentan dejar de servir, aquellos tiempos eran de no declarar muerto a nada..."

"Y cuando nos vendieron helados en copitas cuya tapa se convertía en base y nos dijeron: 'Cómase el helado y después tire la copita', nosotros dijimos que sí, pero, ¡¡¡minga que la íbamos a tirar!!! Las pusimos a vivir en el estante de los vasos y de las copas. Las latas de arvejas y de duraznos se volvieron macetas y hasta teléfonos. Las primeras botellas de plástico se transformaron en adornos de dudosa belleza. Las hueveras se convirtieron en depósitos de acuarelas, las tapas de botellones en ceniceros, las primeras latas de cerveza en portalápices y los corchos esperaron encontrarse con una botella.
Y me muerdo para no hacer un paralelo entre los valores que se desechan y los que preservábamos. ¡¡¡Ah!!! ¡¡¡No lo voy a hacer!!!"

"Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad son descartables. Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del 20 pasado efímero. No lo voy a hacer..."

Marciano Durán


Increíble su reflexión ¿verdad? Al leer cada ejemplo y ver cómo estamos tapados de basura da miedo pensar en el futuro, en qué nos depara este mundo acelerado.
Por lo pronto, en los cajones de mi cocina siguen habiendo corchos y tapitas.


EDITADO: En el último comentario recibido, el depto de prensa de "Crónicas marcianas y uruguayas", me comunica que el texto antes publicado no corresponde a Eduardo Galeano, si no al escritor Marciano Durán.
Aclaro que desconocía el autor del texto como así el titulo, simplemente lo encontré de casualidad en internet, me gustó y lo quise compartir en mi blog.
Quienes quieran leer el texto en su versión original, el mismo se titula "Desechando lo desechable" y pueden hacerlo a www.marcianoduran.com.uy/?p=176.
Pido disculpas a quienes se hayan sentido afectados en cierto modo por el error, involuntario de mi parte, y ya he realizado las correcciones pertinentes.

jueves, 22 de abril de 2010

De a poquito...

...va llegando el frío a la Argentina. Pero a no ponerse tristes chicas, piensen de forma positiva, hay muchas cosas para hacer que son ideales en invierno: empezar un tejido (o terminar los que tenemos del año pasado),comer la comida bien caliente, tomar muchos tecitos y mates a cualquier hora, sentarnos largo tiempo al sol sin que nos haga mal, mirar tv envueltas en un acolchadito, dormir la siesta con el gato (la que tenga y la que no tiene...no sabe lo que se pierde,jaja),comer muuuuuuchos chocolates, levantarnos más tarde por la mañana( la que pueda, lamentablemente yo no),tejer mucho y vivir en constante estreno de gorros y bufandas, en fin, hay tanto para hacer...
Hoy no les traigo fotos de plantas (porque las voy a aburrir!!!) pero imagínense como ando ahora que están llegando los primeros fríos, a 4 manos para ubicarlas a resguardo bajo techo, ya no sé donde ponerlas, jajaja!!
Como ya les he contado muchas veces, me encanta restaurar cacharros viejos y lo hago desde hace años. Hoy estaba repasando los muebles y me di cuenta que había varios que no les habia mostrado y decidí bajarlos (porque estaban en alto) para sacarles una foto para ustedes.
Esta es una vieja pava en desuso con una forma y tamaño bastante lindo, asique decidí pintarla, le di un color mostaza y la salpiqué con marrón tierra y luego le pinté unas guindas que quedaron lindísimas. Que pena que no se ven bien, pero creo que de todas las frutas que he pintado son las que mejor me quedaron.
De lo que era la pava antes no quedó ni el recuerdo.


Un teléfono antiguo, de esos plásticos y pesados de hace tantos años. Era totalmente negro y lo pinté con un blanco antiguo (casi manteca) y dorado. Le faltaba la tapita a la parte del micrófono y se la hice con una tapa de desodorante, quedó igual a la otra.


Este jarrón era de loza, tenía rotos los bordes doblados del pico y su color era verde y amarillo pintado como si fuera mármol,la verdad...era horrible.Pero tirarlo...jamás. Le arreglé con masilla el pico y partecitas faltantes. Pensé varias formas de cambiarle el aspecto: pintura, decoupage, craquelado, alguna aplicación de soga o frutas,etc.
Finalmente vi unos tulipanes en una lámina que me gustaron y decidí aplicarlos pero con relieve. Los hice con masilla, bien gorditos y luego los pinté de diferentes colores. Al jarrón le di un color bien oscuro para que resalten más las flores.
La verdad es que me encanta cómo quedó.
Que pena no tener fotos del antes, por aquel tiempo yo no conocía los blog y nunca se me hubiera cruzado por la mente que algún día iba a publicar mis pasatiempos.


Junto al jarrón se ve una parte de mi potus que hoy lo entré a la casa por el frío y tiene las ramas tan largas (casi 3 metros) y no sabía donde ponerlo. Como ha crecido este chico durante el verano!!!
Bueno mis niñas, vengo poquito por aqui pero no las olvido. Prometo volver durante el fin de semana con más fotos de mis trabajitos. Besotes grandotes para todas

jueves, 15 de abril de 2010

Mi jardín - 2º Parte

Les debía más fotos de mis plantitas y hoy buscando las que no habia publicado y las que he sacado estos últimos días me di cuenta que sería imposible mostrarlas todas porque son muchísimas. De modo que opté por mostrar las más grandes y las demás las fotografié en conjunto.

La rosa mosqueta con sus flores pequeñitas, los dos últimos años dió flores rojas y en ésta primavera no sé porqué fueron todas fucsia, cosas raras de la naturaleza.


Uno de los tantos tipos de Aloe Vera (y de los más lindos también) y unas cuantas crasas que son hiper reproductivas y resistentes a todo.






De ésta planta no sé su nombre, la encontró mi mamá tirada en una vereda y me la trajo, la planté y enseguida comenzó a crecer, es muy linda y decorativa.


Un helecho de la variedad de los serruchos, hay muchos de ellos pero a todos los llaman serruchos por la forma dentada de sus hojas. Este está en la puerta de entrada


y éste está en el patio. Ahi lo ven junto al helecho arroz


Aquí les muestro el helecho arroz para que lo vean mejor, se hace muy grande



Cuanto trasto viejo llega a mis manos lo lleno de tierra y pongo una plantita. Es así como además de macetas, también hay ollas viejas, pavas, teteras,latas,baldes,etc. Y si no, miren...



Es un solo estante pero es tan largo que no pude tomar la foto completa asique se las muestro en dos partes. Hay de todo un poco: Aloe Vera de dos tipos, Lazo de amor,cactus, crasas,flor de seda, etc.

En este grupo hay más variedad: además de cintas de amor, cactus pequeños, crasas y aloe, hay pecositas,potus, as de bastos,amor de hombre, clavelito chino, hawortia, palmera y malvones.


La realidad de este grupo es que allí pongo en pequeñas macetas los gajos que me rompen las perritas cuando juegan con la pelota, me da pena tirarlos y los entierro. Lo mejor de todo es que enseguida prenden y empiezan a crecer.

Hojas de salón, calas, cactus y flor de azúcar.


Otra hoja de salón acariciada por las ramas larguísimas de mi amado potus, que ya les mostraré más adelante.


Otra pava con mi planta verde/violeta y el dólar.


Más crasas y lazos con sus ramas larguísimas con hijitos.





Y para el final dejé a la niña de mis ojos: la corona de cristo.


Un tarde llegó mi mamá con unas ramas que habia encontrado tiradas en la calle. Me dijo "es una corona de cristo, plantala a ver si prende,por ahi tenés suerte"
Nunca había visto esta planta (aunque su nombre es muy popular) y entré en internet para conocerla, dado que lo único que tenia eran 6 trozos de ramas secas.
Cuando vi la foto en la web no podía creer que fuera tan hermosa, con flores amarillas o fucsias y que se hacia tan grande.Me enamoré.
En la información que encontré leí que debían dejarse las ramas en agua durante muchos dias, cómo habia que plantarla, en que tierra, con que cuidados y demás. Y en cada página que entré todas decían lo mismo:tarda mucho en crecer.
Realmente no me importó nada, había visto esa planta en flor y quería tener una de modo que hice todo tal cual lo leí.
Planté las 6 ramas, cortas, casi secas, sin una sola hoja, casi sin vida pero con mucha esperanza.
Me armé de paciencia, esperé y esperé mes tras mes y seguía igual:nada de nada.
Pasaron dos años y medio y las ramas seguían ahi, secas.
Una tarde, en la última primavera estaba regando las plantas y de pronto me acerco, la miro y alcancé a ver dos puntitos verdes muy pequeñitos en una rama y grande fue mi asombro al ver que eran dos hojitas que estaban asomando muy timidamente a la luz.
Como explicarles mi emoción, mi alegría, mi satisfacción, ¡¡¡había resucitado después de dos años y medio!!! Increíble. Valió la pena esperar.
Por eso la quiero tanto, por eso la cuido como a nada y me hace felíz ver como le crecen hojas dia tras día. No tengo apuro, tal vez pasen otros dos años y medio hasta que pueda ver una flor. No importa, voy a seguir esperando.

Todas estas plantas que les he mostrado en la primera parte y hoy, así tal cual las vieron están ahora en mi casa. Como todavía hay días cálidos están con toda la fuerza, ninguna se ha secado ni marchitado, es como si aún fuera primavera.
En pocos días comenzará el frío y ya debo buscarles refugio para que pasen el invierno.
Como ven, soy una loca de la jardinería y además tengo suerte con las plantas. ¿Y ustedes? ¿Anda alguna otra fanática de jardín como yo por ahí?

sábado, 10 de abril de 2010

Un poco estudiando...Un poco traveseando...

¡¡Hola amiguchis!! Sé que las tengo un poquito abandonadas pero es contra mi voluntad. Ustedes ya saben lo que son los días de una mujer: hogar, trabajo, estudios...y ni hablar cuando a esa mujer le gusta todo: coser,tejer,pintar,reciclar, bordar,inventar,diseñar y todo lo que termine en "er y ar". Como sé que quienes pasan por aquí son iguales a mi estoy segura que me entienden muy bien.
Les cuento en que anduve por estos días de ausencia.
En primer lugar les comento que estoy cumpliendo un viejo anhelo que tenía desde hace varios años que es el de tener un título universitario. Yo tengo estudios terciarios (soy profesora) pero siempre me quedó la inquietud de estudiar algo en la universidad. Finalmente, hace un mes me decidí y dije "tengo que hacerlo". Porque lo que pasa es que si no vamos posponiendo cosas y se nos van los años y quedan allí, estancadas sin cumplirse.
Bueno, no vayan a pensar que me metí en algo largo y dificultoso eh! No, nada de medicina, ni abogacía, ni arquitectura, ni psicología, no, no, no. Yo quería algo corto, que me gustara y me permitiera disfrutar del estudio mientras dure. Las carreras largas ya en el tercer año me aburren.
Siempre me apasionaron los eventos de todo tipo , su organización, la planificación, el armado, las escenografías, en fin, me encanta el detrás de escena.
De modo que cuando vi el listado de las carreras no lo dudé ni un instante y desde hace un mes estoy cursando la "Tecnicatura Universitaria en Ceremonial y Protocolo". Está enfocado obviamente a lo que dice el título, pero además tiene práctica en lo que son organizaciones de eventos, se imaginan que es ideal para mi.
En esta semana que pasó tuve mi primer parcial y ese fue uno de los motivos que me tuvo ocupada.
El otro motivo fue este:


Un viejo aparador de mi mamá, que hace más de 30 años que lo tiene y está en una habitación del fondo de la casa. Ella lo tiene con vajilla y demás utensilios dado que allí también cocina cuando hay alguna comida de esas que dejan mucho olor (como lo frito, por ejemplo) y así evita que quede impregnado en la casa.´
Hace unos días decidieron pintar ese lugar y al ver el mueble se me ocurrió que podíamos darle una lavadita de cara, porque después de 30 años estaba muy feo y ya había perdido la pintura en varias partes. Había una puerta que no cerraba bien y por dentro estaba muy manchado. Asique nos pusimos manos a la obra.
Lo pintamos de un color marrón claro y en los frentes le pegamos papel contac estampado al tono. Por dentro también lo pintamos todo del mismo color y forramos los estantes con plástico transparente para que la pintura dure más. Y así quedó.


Un trabajo simple y rápido que le cambió la cara, lo dejó limpio y le da varios años más de uso.
Como ven estuve muy entretenida pero no me olvido de ustedes, ahora voy a pasar por sus casitas a ver que anduvieron haciendo por estos días, porque estoy segura que también estuvieron de traviesas como yo.
Es como les digo, la vida de una mujer tiene de todo, y sin encima esa mujer es como nosotras...jajaja!!! Besos a todas!!!