domingo, 18 de noviembre de 2012

De todo un poco





En mi ciudad se realizan durante el año 2 o 3 festivales folklóricos a los que asisten mucha gente y hay puestos de artesanos y vendedores.
Estos festivales son las únicas oportunidades que tengo de tener un stand, dado que acá no hay ferias, entonces los que hacemos trabajos manuales no contamos con puntos de exhibición.



Las fotos que les muestro son del último evento realizado en Septiembre.



Siempre saco fotos, no sólo para tener de recuerdo sino también para ver que cosas debo mejorar. Por ejemplo ahora quiero cambiar los manteles, porque puse unas cortinas en desuso pero quedan cortas, me gustaría aprovechar más el mantel para colgar cosas.
Pero lo mejor de todo es que en los festivales vendo mucho (pero mucho eh) siempre vuelvo a casa con pocas cosas y feliz.



Cambiando de tema veo que la navidad se está acercando a pasos agigantados. En casi todos los blogs hay trabajos navideños y me parece mentira que ya se esté terminando el año.
Por mi parte pensaba hacer algunos adornos para vender, pero la realidad es que tengo mucho trabajo pendiente y decidí no hacer cosas para navidad. Voy a hacer sólo algo para la casa, no quiero complicarme más de lo que estoy.

Y para despedirme les cuento una pequeña historia.
Hace unos años, mi papá estaba construyendo una vereda en el centro de mi ciudad. En la casa de enfrente, dos hombres estaban desarmando un techo de tejas y las iban apilando en la vereda.
Unos días después, el dueño de la casa, lo llamó a mi papá y le preguntó si quería llevarse las tejas que estaban en la vereda, porque las iba a tirar. Que si él no las quería, se las ofrecería a otra persona porque quería sacarlas del frente de su casa.
Mi papá le dijo que sí aunque no tenía la menor idea donde las iba a colocar, pero le daba pena perder esa oportunidad porque las tejas eran muchas y estaban en muy buen estado. Y desde ese día, las tejas viven en el fondo del patio de mi abuela y colorín colorado, este cuento se ha terminado, jaja!! Nunca las colocamos en ningún techo porque no nos poníamos de acuerdo.

¿A qué viene esto que cuento? A que Rosina publicó en su blog un hermoso trabajo de pintura en una teja. Pasen a verlo porque las hortensias que pintó son una belleza. Ella cuenta la forma en que consiguió las tejas y me causó gracia porque la historia comienza de forma muy similar pero con distinto final.
Aunque no sé cuál de las dos tuvo un final feliz, si Rosina que tiene pocas tejas pero las pinta o yo que tengo decenas (centenas) y nunca toqué ninguna. Están ahí, a la espera.
La verdad es que viendo las hortensias de Rosina, creo que el final feliz lo tiene su historia.

3 comentarios:

Andrea dijo...

Precioso el stand Cari !cuannntos trabajitos lindos ! gracias por tu comentario/mail jaja ! besos y seguimos en contacto ! ANdrea

Rosina-reciclA dijo...

hola Carina! que lindo tu puesto! coincido, el mantel si es mas largo podes poner cosas colgadas ahí tambien.. me gusta tu stand! tiene de todo! Y mientras leia el cuento de las tejas pensaba en las mias y al final terminas hablando de las ellas! jajajajaja a ver si te animás y pintas alguna! no te digo que pintes 100 por que sería un abuso! ja ja besos!!!!

Vanina dijo...

Qué lindo todo Cari!!!
Me encanta!! qué pena que no hagan ferias más seguido.. pero bueh! eso ayuda a que cuando las hacen, vendas mucho, mucho!!
Me hiciste reír con la historia de las tejas! Cuántas veces, traemos cosas a casa y decimos "ya las voy a usar".. cosa que pocas veces, pasa!!! jajaja
Te mando un beso grande!