jueves, 3 de octubre de 2013

Recuerdos de juventud






A ver amigas argentinas...¿Se acuerdan cuando hace muuuuuuchos años se usaban los jeans a rayas de colores? ¿Alguna los usó? Yo sí.
¡Los amaba! Recuerdo que en mi ciudad no se conseguían, los miraba por TV, en revistas y moría por tenerlos y en un viaje que hice a Capital me compré un par de ellos.
¡La alegría que traía en el tren de regreso a casa! Eran 8 horas de viaje en las que no veía el momento de llegar para ponerme los jeans. Y sí, locura de juventud. Por aquel entonces yo tenía unos 20 años.



Por esa época yo cosía muñecos y tejía ropa para vender. Cuando dejaron de usarse los guardé con la idea de reciclarlos algún día. Y así anduvieron los pobres jeans de bolsa en bolsa, de una caja a la otra, en valijas, cajones, en fin, dando vueltas por años.



Hace unos días mi mamá encontró una bolsa con telas y me dijo "esto estaba en una valija, me parece que son cosas tuyas"...y sí, eran mías.
Cosas a medio coser, otras hilvanadas, otras listas para rellenar, otras con la foto y los moldes para cortar, y los jeans...mis pobres jeans desarmados.
Se ve que en algún momento de los tantos años que pasaron, amagué con hacer algo pero ahí nomás quedaron. Y decidí que ya era hora de devolverles la vida.
Pensé un rato qué podía hacer con ellos para darles utilidad. Busqué unos moldes y corté (sí, corto en el piso porque no tengo mesa grande)



Cosí, rellené, dí forma y así quedó uno de los jeans. Convertido en un oso divíno.



Al otro jean le faltaba la parte superior, sabrá Dios dónde la habré guardado cuando lo corté, estoy segura que algún día buscando otra cosa lo voy a encontrar.
Con lo que tenía de él hice un almohadón para acompañar al oso. Y con los pedacitos realicé una flor para decorarlo.





Y así quedaron mis recuerdos de juventud. Adornando una de las sillas que encontré en la calle y restauré.



Jeans reciclados, silla restaurada. Otros tirarían todo, yo les doy una nueva oportunidad.
¡Qué felicidad siento!



IMPORTANTE: Gracias a todas por los mensajes que me dejaron en mis post anterior de los almohadones, me alegra saber que les gustaron, ojalá les sirva de inspiración para reciclar ropa que ya no usen.
No pude pasar a saludarlas porque de la mayoría nunca supe de qué blog eran. Un beso a todas.