martes, 31 de marzo de 2015

Otoño...¿Dónde estás?

Qué quieren que les diga, sigo esperando el Otoño.
Sí, ya sé que comenzó hace 10 días, pero realmente...¿Comenzó?
Mi alegría y emoción del 21 de marzo se han ido desconcertando con el transcurso de estos días. No hay colores rojizos, ni anaranjados ni amarillos.
Lo único anaranjado que veo a mi alrededor es mi gato.



Esperaba tanto ese sol hermoso de las tardes otoñales...
Hoy por ejemplo el día estuvo feo, nublado y triste.



Y si miro por la ventana no hay ni una sola hoja amarilla en la calle.



Los únicos que están siempre contentos son ellos, los pajaritos que vienen a visitarme todos los días.



A ellos no hay nada que les borre la alegría y las ganas de vivir.



Pero como siempre, trato de rescatar lo más lindo en las cosas simples. Como por ejemplo el hecho de que las plantas que solo florecen de noche, al estar nublado abren sus flores todo el día. Preciosas!



Mientras tanto voy preparando futuros tejidos para cuando lleguen los primeros días fríos.
En ésta semana hemos tenido mucho calor (hasta 30 grados!) y ya no sabemos ni cómo salir vestidos por la mañana.

Me voy con el día nublado y con Alejo, lo único "color otoño" que hay en el patio.



Otoño...ya no juegues a las escondidas...
Otoño...¿Dónde estás?...

2 comentarios:

Isabel para ALROMASAR dijo...

¡¡Lindas imágenes!!
Besitos

Rosina dijo...

Morí de amor con Alejo!! por lo menos tu gato es naranja! en mi casa son grises! Añoro y espero el otoño de tal forma que hoy empecé a tejer! somos dos! jajaja
besotes!
Hermosas fotos!