jueves, 23 de abril de 2015

Blanca y radiante


"Blanca y radiante, va la novia"...Así dice una vieja canción.
Y así de blanca y radiante quedó una antigua mesa de luz que ha vuelto a la vida.



Es del primer juego de dormitorio que tuvieron mis padres.
Mi madre me contó que ella lo compró de segunda mano y lo acondicionó para su primer hogar matrimonial (ya sé a quién salí yo).



Hacía años que estaba arrinconada en el lavadero, con una pila de cajas encima.
Sobre la superficie tenía un vidrio, que no entiendo cómo no se rompió con tanto peso y maltrato.



Pintura desgastada, madera dañada y despegada, humedad, telarañas, soledad y mucha tristeza.
Nada que yo no pueda solucionar con cariño y unas horas de trabajo.



Agua jabonosa, sol y 4 capas de pintura blanca bastaron para vestirla de novia.



Antes de pintar, le quité los tiradores y les apliqué limpiador de metales en pasta. Saqué lustre y quedaron limpios y brillosos.



Al interior también lo pinté de blanco y para darle una onda vintage, le coloqué en las bases hojas de un viejo libro.
Para la terminación del borde, pegué una puntilla fina.



Como les conté al principio, la mesa tenía un vidrio cortado con la forma de la superficie.



Al comienzo dudé en volver a colocarle el vidrio. Pero después llegué a la conclusión que si había acompañado a la mesa durante tantos años, ahora que se veía tan linda debía seguir junto a ella.



En el interior coloqué cajas con zapatos.
Sí, decoro todo. No me gustan las cajas que me dan en las zapaterías. Yo las adorno, jaja!



Y así continúa la historia de una vieja y olvidada mesa de luz que de aquí en más, vestida de blanco acompañará las noches de sueño de ésta servidora.



Cada vez estoy más convencida que podemos tener los muebles que deseamos. Sólo debemos mirar a nuestro alrededor y poner manos a la obra. Así, como lo hice yo, que ahora estoy de "estreno" con mi nueva mesa de luz y sin gastar ni un centavo.
Me voy a visitar a Marcela, para ver los hermosos trabajos que siempre comparten tantas bloggeras laboriosas.

¡Que tengan un fin de semana maravilloso!!!

13 comentarios:

Ana Vizcarro dijo...

Un cambio sensacional!!! Me encanta como te ha quedado y con el cariño que se nota que lo has hecho.
Ideal como has resuelto el cajón y el interior del armario y la cinta me encanta. Todos los detalles son bellísimos1!
decorando de corazón

Isabel para ALROMASAR dijo...

¡¡Totalmente de acuerdo con tus palabras Carina!! Podemos tener los muebles deseados con un poco de imaginacion y creatividad. ¡¡Una preciosa transformación!!
Besitos

Sopa Azul dijo...

Te quedó genial. Aquí también se estilaban ese tipo de mesillas hace años, en casa de mis padres teníamos unas parecidas. Ahora me arrepiento de haber dejado todo aquello allí cuando se vendió la casa :(

Deba Debahuti dijo...

Te quedo divina ¡¡¡ que feliz deve estar esa mesita con su nuevo look¡¡¡ besitos

Lirtea dijo...

Una bonita transformación.
El papel de hojas de libro desgastado una buena idea para decorarla por el interior.
Besos

SUSANA dijo...

Hola Carina :
Nadie diría que estubo triste olvidada tanto tiempo ,ahora luce feliz y preciosa con su traje blanco!!
Hiciste un trabajo estupendo .
Besos y buen finde.

SUSANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosina dijo...

Hola Cari! que divinor esa mesa!!! la dejaste hecha una novia si!
yo tengo una y no me animo a pintarla!!
Besos!
Buen finde!

El Inventario de M.J. dijo...

Una pieza muy bonita, ese diseño da mucho juego, menos mal que te has ocupado de conservarla.

FELIZ FIN DE SEMANA

El Taller de la Artes Ana dijo...

Preciosa!!! Cuanto cariño refleja este trabajo. Ya era bonita antes pero después de pasar por tus manos es una maravilla de mesita. Me gusta lo que haces, me quedo por aquí.
Besitos

Leo leointheskyblog dijo...

¡Menudo cambio! Mucho más bonita ahora, en blanco y con los tiradores lustrosos. Bonita por fuera y por dentro también, con ese empapelado... ¡muy bonito! ;)
Bsos
Leo

isabel vintage dijo...

Me encanta el cambio. Una dulzura de mesita, que seguro hará tus noches muuuucho más dulces. Qué maravilla poder conservar piezas tan queridas y con tanta historia.
Un beso fuerte, Carina!

videcoyvintage dijo...

Buen resultado en el reciclado de esta mesa, quedo preciosa! Victoria.